31 marzo 2014

i-Semana Santa (II)
La degeneración progresiva

las credenciales por delante...
el martillo llama al silencio por la c/ Daoiz y en la plaza hacen su aparición los ciriales... los antipáticos siseadores se precipitan, no es necesario... aunque este año se percibe un desconcertante añadido, San Andrés suena como la orilla del Misisipi una noche de primavera... multitud de whatsapps llegan junto al misterio de Santa Marta... y cada silbidito, pienso, es un psicopompo que se lleva al cielo el alma de un carajote...

porque me cuesta entender que alguien pueda mandar un tuit mientras ve un partido de fútbol, que un periodista se pase el día tuiteando con el culo pegado a una silla o que un político dé discursos de 140 caracteres... pero que alguien sea capaz de decir en voz baja a sus amigos: quillo, perrerías al Tiro entrando en su barrio, el Juan en el twitter... frente al misterio del Traslado al Sepulcro... no merece comentario...

y qué sentido tiene estar al paso de una cofradía bajo un cielo azul... mirando el móvil por si llueve en Huelva o si viene una gorda por Carmona... qué es eso del patrimonio humano de una hermandad, semejante cursilería... como llamar físico de partículas a un meteorólogo u hombre del tiempo, siendo riguroso... el único patrimonio que existe es el histórico artístico y de toda la vida se ha cubierto con un buen plástico... lo que hay que enseñar por el twitter es a invocar a la Santísima Trinidad y a no pasar nunca la manita por una canastilla...

pero si hay un simpatético ejemplar de i-cofrade que no soporto es el niñato anti-cochecito... estos viejos prematuros debieron leer en alguna red social que los cochecitos son un estorbo... o a lo mejor sus madres los llevaban debajo del sobaco como los monos... aún no han aprendido que los claros en las bullas no existen... o es un grupo de amorales sentados en el suelo, en cuyo caso nadie rechista... o es un cochecito, en cuyo caso todos hacen aspaviento de su contrariedad... ante el estoicismo de esos padres heroicos que merecen trech o cuatro medallas y que seguro que ya estaban allí desde una hora antes... porque quejarse de los cochecitos de los niños es patrimonio exclusivo de insoportables viejos egoístas... los capillitas silbadores recomendamos utilizar ruedas como las de la cuádriga de Mesala, directas al tobillo descubierto... serán padres y entenderán...

hemos venido del pasado para advertiros que la única Semana Santa está en la ciudad, en sus casas, en sus templos y en sus calles, todo lo demás no existe... la única Semana Santa es la de uno mismo y el tercer grado del capilleo sano sólo se alcanza cuando la de los demás te importa un pepino... cuando todas esas fotos que se tuitean y retuitean no te producen ningún estímulo... cuando sólo tú eliges el fondo para admirar lo único que esperas y que viene sobre unas andas... cuando la única banda que te cautiva es el escuadrón de caballería de la policía armada con sus guiones y banderines, el tío de los timbales con la baqueta en la nariz paralela al barboquejo, dislocándose a ambos lados del caballo... y los clarines tocando floreado el quinto punto de marcha con el sonido de los cascos de fondo... éso no cabe en un tuit, so pedazo de trucha...

escuadrón de caballería de la policía armada de Sevilla... (fuente: youtube)

HEMEROTECA: i-Semana Santa

2 comentarios:

eres_mi_cruz dijo...

por una Semana Santa off-line...
seek and destroy...

L. N.J. dijo...

Claro, como debe ser...


http://youtu.be/bVJMZ2_NmLg